sábado, 29 de diciembre de 2018


El hombre todo lo envuelve,
miles de capas, millones de círculos,
y, en el centro, una voz infinita,
una simple palabra,
síntesis de ecos y constancias,
el duelo silencioso, la fría fuerza  
de un punto de luz que nos atrapa
y precede a la inefable ceguera.
Como el mar en su eterno oleaje
o el aire en sus profundas entrañas.

  

sábado, 4 de agosto de 2018


Cuando digo amor
hay cosas que callo.
O viento o mar infinito.
Cuando digo amor o aire
o mar herido
hay palabras que suprimo.
O alma o nubes
o mar desvivido.
Cuando digo amor
o silencio o soledad
o espíritu
no siempre lo nombro todo, 
no siempre está todo dicho.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Paradigmas V

Hay espacios infinitos
donde el hombre se reinventa
para ser claridad en la noche,
voz delicada, luz extensa,
donde acude firme a la pureza,
al encuentro alegre con el alba,
libre, con alas de conciencia,
en un acto sencillo de palabras.

domingo, 23 de abril de 2017

Lejanas las luces de Betania,
dulces como sombras que no ciegan.
Velas desnudas, férreos faros
sobre el agua viva y eterna de Sicar.
Lejanos ojos, cautivos de tinieblas,
de frías estrellas que cayeron
lentamente en el Valle de Cedrón.
Y lejanas las sendas sinuosas de Emaús,
las huellas certeras del viejo Genesaret.





sábado, 24 de diciembre de 2016

Habitar cada instante,
sentir el pulso cálido del camino.
Ser no solo sombra fugaz sin detenerse.

Vivir sumamente, añadiendo, 
no dejar en el tiempo ese espacio perdido
que sin piedad debilita y nos rompe.

Soñarlo como un hecho infinito,

un relato, una historia de silencios
que emergen fieramente de la noche.

Y abrigar la esperanza desde los mismos ojos,
desde el primer instinto,
con la conciencia de querer estar
plenamente donde están todos.


domingo, 30 de octubre de 2016

Testimonio

Ayer encontré en una sombra afilada
el calor de las estrellas diminutas
y la luz de los espacios infinitos. 
En realidad, no buscaba nada,
pero hallé en el aire un eco elíptico
y una voz sin estructura, callada.
Sentí el pulso de las rocas,
el avance de la savia,
las cálidas entrañas de las cosas
como un flujo directo a la conciencia.
Pensé también en la vida,
en los grandes hechos de la historia,
en la ciencia, el arte, la técnica,
quise darle al hombre su importancia.
Volví a mí, al rincón del alma,
y para aplacar las ansias de las dudas

llené de Dios mis palabras.

sábado, 2 de julio de 2016

Paradigmas IV



Nos espera una emboscada de estrellas,
un atajo de luz atado fieramente al aire
en el último instante, en el último rastro.
Tan fugaz como el tiempo será la muerte,
dueña de un pequeño espacio
donde secar los huesos y las simientes.
Al viento, la piel con toda su armadura,
las arrugas que forman las máscaras,
la tierra que cubre los cuerpos.
Todo se queda en ese pequeño ámbito
oculto, en los destellos de una llama,
en el lugar donde moran las luciérnagas.
Nuestra presencia no invade nada,
somos invisibles a los ojos del silencio,
puro deseo antes del límite.
Una frontera, un muro separa las lunas,
los crepúsculos de colores, la estable
condición de un faro rígido y misterioso.
El alma, solo el alma, llevará nuestros restos
como una reliquia, como un presagio.
A solas con nuestra ínfima y etérea memoria.

sábado, 2 de abril de 2016

Paradigmas III

Lo profundo es el límite,
la orilla sin más de la frontera,
el perímetro de las sombras
o el perfil que contaminó una tragedia.
Pulcro debe ser el silencio extenso
de las almas que se acercan.
Áspera la piel del aire prohibido
y duro el muro de las piedras infinitas.

domingo, 28 de febrero de 2016

Paradigmas II

Exploro entre luces obsoletas
un territorio fraguado de silencios,
un osario limpio de palabras,
y adivino que ese espacio claro
es una sombra larga de cipreses,
el duro trazo del perfil humano.
Que esos viejos silencios eran voces,
y esas voces, las almas de los hombres.

domingo, 3 de enero de 2016

Paradigmas


 Se habita pero en sombras oscuras,
en caminos sinuosos,
entre el sueño y la búsqueda
de una tierra firme que sostenga, 
de un suelo sobre una roca dura,
como un ser sin tiempo, a la defensiva,
marcado con el estigma de un suceso,
de un instante que llegó a la deriva,
hasta que la luz se atraviese de nuevo
e imponga el ritmo de la vida.

martes, 6 de octubre de 2015

Vacío



Hay un espacio sin huellas, inerte,
donde arden los instantes y el silencio
es una invitación a la muerte.
Sueños estériles, caminos vacíos,
una geografía sin hombres ni vertientes.
Lejos, la humana condición del ruido,
 lejos, la sencilla armonía de un ente.
Como si la vida allí no fuera
esa inquieta travesía de delirios:
Alucinar, volar, sentir en las vísperas
el brío de un átomo imposible .

martes, 1 de septiembre de 2015

Los latidos del aire


Quédate por el aire
junto a las otras esencias
y al olor de los colores
cuando no importe tu cuerpo
y tengas el poder de las aves
que acercan a las estrellas
el polvo de las flores;

dispérsate
para que seas de los matices
que le dan luz a la tarde
y tu alma domine desde las nubes
nuestras solitarias noches;

en cada órbita
funde tu corazón con los sentidos
y surge como una mórula
para llenarlo de latidos.

lunes, 15 de junio de 2015

Quietud



Redescubrí en la quietud de dos seres
la abundancia que encierra un instante
y una vieja devoción al silencio.
Rescatar la belleza del alma
y ser testigo de una esperanza
proyectada abiertamente en el aire.
Signos, gestos, trazos
de un acto elevado, sereno,
que hice mío mientras observaba
aquellos ojos a merced del infinito.